¿Qué son las Ondas de Wolfe?

Las Ondas de Wolfe son una de los más importantes figuras de Análisis Técnico, desarrollado por Bill Wolfe, a la hora de buscar patrones de comportamiento del mercado. Se usan fundamentalmente para poder predecir los movimientos que va a hacer en el futuro la cotización de cualquier valor o índice bursátil.

Son de los más utilizados por los expertos, junto a las Ondas de Elliott , que ya vimos en un tutorial anterior, pero que son totalmente distintas.

Cualquier trader o aficionado a la Bolsa que se precie, ha oído hablar alguna vez de las Ondas de Wolfe, vamos a tratar de explicar en qué consisten.

En qué consisten las Ondas de Wolfe

La teoría de las Ondas de Wolfe se basa en el principio de acción-reacción de La Tercera Ley del Movimiento de Isaac Newton, que dice que toda acción provoca una reacción en forma de fuerza muy similar, pero de sentido contrario. Por tanto, las ondas de Wolfe nos están indicando un cambio de tendencia inmediata, a base de impulsos y correcciones.

Configuración de la Onda Alcista

Onda de Wolfe alcista
Onda de Wolfe alcista

La Teoría de las de las Ondas de Wolfe se basa en la simetría, y se produce entre 5 puntos en un mismo canal.

  1. La teoría nos dice que la Onda 1-2 es siempre alcista.
  2. La Onda 2-3 es bajista, corrige a la Onda 1-2, y es un poco más larga que la anterior.
  3. La Onda 3-4 vuelve a ser de impulso, pero más corta que la anterior.
  4. La Onda 4-5 es otra vez de retroceso, corrige a la Onda anterior manteniéndose en el mismo canal, o saliéndose un poquito de él.
  5. La Onda que sale del punto 5 es la más importante, pues es de impulso, y nos tiene que llevar hasta el EPA, que es el Precio Esperado en la cotización del valor o índice en cuestión. Ese punto EPA nos llegará trazando una línea recta desde el punto 1, pasando por el punto 4, y debe quedar en la perpendicular con el ETA, que es el Tiempo Estimado hasta la llegada al EPA, Precio Estimado.    

Configuración de la Onda Bajista

Onda de Wolfe bajiista
Onda de Wolfe bajista
  1. La teoría nos dice que la Onda 1-2 es siempre bajista.
  2. La Onda 2-3 es alcista, contraria a la Onda 1-2, y es un poco más larga que la anterior.
  3. La Onda 3-4 vuelve a ser de retroceso, pero más corta que la anterior.
  4. La Onda 4-5 es otra vez de impulso, contraria a la Onda anterior manteniéndose en el mismo canal, o saliéndose un poquito de él.
  5. La Onda que sale del punto 5 es la más importante, pues es retroceso, y nos tiene que llevar hasta el EPA, que es el Precio Esperado en la cotización del valor o índice en cuestión. Ese punto EPA nos llegará trazando una línea recta desde el punto 1, pasando por el punto 4, y debe quedar en la perpendicular con el ETA, que es el Tiempo Estimado hasta la llegada al EPA, Precio Estimado.

Utilidad de las Ondas

Tal como ocurría con las Ondas de Wolfe, lo difícil es detectarlas en el momento que se producen. En un gráfico, a pasado, cuesta mucho detectarlas, porque también dependerá de la temporalidad que estemos mirando, pues podemos mirarlas en horario, semanal, mensual, anual, etc.

Existen hoy en día programas para detectarlas y aprovecharlas.

Evidentemente, las Ondas de Wolfe pueden ser tremendamente útiles en el Trading, si somos capaces de detectarlas a tiempo. En las Ondas alcistas, lo ideal es entrar en el valor o índice seleccionado, cuando se está produciendo el impulso alcista en el punto 5, y salirse al alcanzar el EPA, precio esperado.

En las Ondas Bajistas, lo contrario, sería ideal salirse del valor o ponerse corto cuando se produce el impulso bajista en el punto 5.

Ejemplo de Ondas de Wolfe

En este gráfico podemos detectar una Onda de Wolfe bajista.

Patrón Onda de Wolfe EURUSD

Este gráfico es un claro patrón de onda de wolfe en el EUR/USD de 1h.

Conclusión

Como ya hemos mencionado, es bastante complicado detectar las Ondas de Wolfe en un gráfico real y mucho más en el momento en que se están produciendo, pero son tremendamente útiles para detectar un cambio de tendencia, si además, las confirmamos con otros indicadores, como el MACD o el RSI, y con los conocidos patrones de velas.

Así pues, las Ondas de Wolfe son otro elemento más, que nos puede ser muy útil a la hora de detectar tendencias y tomas decisiones, tanto de entrada como de salida en un valor o índice determinado.

@Inver_Man

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.